Por qué Ian McKellen (Gandalf) no quiso ser Dumbledore en ‘Harry Potter y el prisionero de Azkaban’

Por qué Ian McKellen (Gandalf) no quiso ser Dumbledore en 'Harry Potter y el prisionero de Azkaban'

A los 81 años, Ian McKellen es uno de esos actores que posee una filmografía legendaria y una carrera que se endereza en la vejez gracias a personajes tan icónicos como Gandalf de El señor de los anillos. Sin embargo, hay otro mago poderoso en la historia del cine moderno que muchos le atribuyen erróneamente. Ya sea por la larga barba blanca, otro mago inteligente u otra franquicia exitosa, la verdad es que muchos fanáticos se han dirigido a él durante años para felicitarlo por su trabajo con Harry Potter. El actor lo reveló en más de una ocasión, ya que gran parte del público cree que interpretó a Dumbledore en las seis películas que siguieron a la muerte de Richard Harris.

Por supuesto que están equivocados. Michael Gambon asumió el papel de Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004). Sin embargo, no van por mal camino. Ian McKellen podría haberse metido en el lugar del mentor de Harry, pero no sabría nada hasta que Richard Harris lo calificó públicamente como un mal actor.

Ian McKellen como Gandalf (Foto AP, Mark Pokorny, Gtres)

Richard Harris interpretó a un Dumbledore más solemne y distante fiel a los primeros libros de las dos películas iniciales de la serie: Harry Potter y la piedra filosofal (2001) y Harry Potter y la cámara secreta (2002). El actor era consciente de que su salud se estaba deteriorando, y aunque expresó sus reservas con temores de que el éxito de la saga ensombreciera el resto de su filmografía (como le dijo al Toronto Star en 2001), decidió aceptar el papel porque su nieto 11 -añero amenazó con no volver a hablar con él si no lo hacía (The late show with David Letterman).

Sin embargo, solo pudo interpretarlo en estas dos ocasiones. Le diagnosticaron la enfermedad de Hodgkin en agosto de 2002 y murió en octubre de ese año a la edad de 72 años, un mes después del estreno de la segunda película. Según Fame10, quería que su amigo Peter O’Toole lo reemplazara como Dumbledore, pero su avanzada edad lo convirtió en un candidato dudoso para darle al personaje una larga vida a lo largo de la franquicia. Y luego los responsables habrían pensado en Ian McKellen, aunque el papel, como saben, finalmente fue para Michael Gambon.

«La gente viene a mí y me dice ‘mi hijo ha visto todas las películas de Harry Potter’ porque creen que soy Michael Gambon», dijo Sir Ian McKellen a Time Out en 2018. En esa ocasión, agregó que ellos son los responsables de la saga de Harry. . Potter se puso en contacto con él cuando Richard Harris estaba enfermo y le preguntó si consideraría estar en el cine, a lo que respondió «absolutamente». Sin embargo, no volvió a escuchar nada por un tiempo y terminó cambiando de opinión cuando le dijeron que Richard Harris lo había calificado públicamente como un mal actor.

“Antes de morir, Richard Harris se tomó el tiempo de decirle al mundo que pensaba que ciertos actores eran basura, y mi nombre estaba en su lista corta. Junto con Kenneth Branagh ”, agregó en la entrevista anterior.

Foto: los dos oficiales de Dumbledore: Richard Harris a la izquierda y Michael Gambon a la derecha.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Es decir, Ian McKellen no tendría reparos en ponerse en la piel de otra guía de literatura legendaria, pero cuando descubrió lo que su colega había dicho sobre su trabajo, prefirió mantenerse alejado. Competencia de la serie de televisión favorita de SpoilerTV 2020 - Día 23 - Wynonna Earp vs.La lista negra & amp; Fringe vs.Castillo. Según los rumores que circulan en otros lugares, Richard Harris dijo que Ian, Branagh y Derek Jacobi eran actores «técnicamente brillantes pero sin pasión». Una descripción que McKellen calificó de «tontería» cuando se le preguntó sobre el caso en 2017 en una entrevista con HARDtalk de la BBC.

En ese momento, declaró que no estaba seguro de a qué papel se referían cuando lo llamaron y le preguntaron sobre su interés en Harry Potter, pero que se dio cuenta de que podría estar relacionado con el papel de Dumbledore. «Antes de morir, interpretó a Dumbledore, el guía, aunque yo interpreté al mago real», dijo póstumamente, refiriéndose a Gandalf. «Y no pude … no pude asumir el papel de un actor que sabía que no me aprobaba». Y Michael Gambon fue quien acabó aceptando el reto.

Foto: Ian McKellen como Gandalf y Michael Gambon como Dumbledore

Y ahí lo tienes. Ian McKellen pudo haber tenido dos magos legendarios en su filmografía, pero las últimas palabras de Richard Harris sobre su talento lo hicieron mirar para otro lado. Pero eso no significa que el parecido físico entre Gandalf y Dumbledore no siga pasando factura. Incluso él mismo a veces se confunde cuando ve imágenes de los personajes ante el evidente parecido que existe entre su personificación en El señor de los anillos y Michael Gambons.

«A veces, cuando veo los carteles de Mike Gambon, el actor que interpreta maravillosamente a Dumbledore, creo que soy yo», dijo en esa entrevista de 2017.

Y lo más divertido de la anécdota es que pasa lo mismo con Gambon. Ian McKellen reveló que preguntó si también tienden a confundirlo con él, a lo que Gambon respondió: «Todo el tiempo», pero no corrige a los fanáticos confundidos. «Firmo [los autógrafos] con tu nombre» fue la respuesta del cine Dumbledore.

En este video puedes ver la diferencia entre el Dumbledore original de las dos primeras películas con Richard Harris y Dumbledore de las siguientes seis con Michael Gambon:

No cabe duda de que si hubo una película que fue la responsable de que la saga de Harry Potter no acabase cayendo en el género de aventuras infantil y convirtiéndose en el referente indiscutible de una franquicia generacional, fue la tercera, Harry Potter y el prisionero de Azkaban. El que presenta a Michael Gambon como un Dumbledore más involucrado, arriesgado y aventurero, y el que muchos amantes de la saga aún consideran el mejor de todos, y que 17 años después del estreno aún suscita debates contra quienes creen que lo mejor es el Por último, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2. Sí, también es uno de los mejores, pero sin Azkaban y sin el riesgo que corrió el director Alfonso Cuarón, el resto de la saga probablemente no habría ido por el mismo camino. lograr esa finalización con tanta eficacia.

Harry Potter y el prisionero de Azkaban fue el testamento que marcó el cambio definitivo de rumbo, tanto en el tono más adulto y oscuro de la saga como en el riesgo de ser creativo y darle más profundidad a cada personaje para hacer que la historia golpee desde casa. Y entre todos estos cambios, ella también fue la encargada de presentar al nuevo Dumbledore. Pero claro, ahora tengo dudas, ¿cómo hubiera sido con Ian McKellen en su lugar? Mi intuición me dice que es un milagro.

Más historias que te pueden interesar:

¿Cómo no adorar a Ian McKellen? Law and Order: SVU - Episodio 22.02 - Balada de Dwight e Irena - Promoción, 2 adelantos + Comunicado de prensa.

Matthew Lewis (Neville Longbottom) sufre por ver su pasado en las películas de Harry Potter

Netflix rompe el tabú de ‘The Irregulars’ sobre la homosexualidad entre Sherlock Holmes y el Doctor Watson

FILED UNDER: tv