Los Óscar se exponen a las críticas por no llevar mascarillas ante las cámaras

Los Óscar se exponen a las críticas por no llevar mascarillas ante las cámaras

La ceremonia de los Oscar de este año será muy diferente a lo que estamos acostumbrados, cortesía de la pandemia de Covid-19. Como celebraciones, galas y otros eventos, los premios más prestigiosos del mundo del cine tuvieron que adaptarse a las nuevas circunstancias, retrasar la gala hasta el primer 25 de abril y luego cambiar sus reglas, dando acceso, excepcionalmente, a películas estrenadas en streaming sin pasando por los teatros.

Sin embargo, la Academia ha adoptado un enfoque diferente al de las galas de otras hermanas y eso podría ponerlo en el centro de las críticas a primeras horas del próximo lunes: los invitados no usarán máscaras durante la transmisión del evento.

© Jennifer Graylock / jpistudios.com; Gtres

Así lo comunicaron los responsables de la ceremonia a los nominados, publicistas y representantes, según Variety en exclusiva; indicando que cuando el evento es tratado como una producción (cine o televisión), no es un requisito que las personas que aparecen en cámara usen una máscara. Sin embargo, cuando las cámaras no estén dirigidas a los invitados, les pedirán que las usen. Es decir, por ejemplo, durante las pausas publicitarias.

A diferencia de otros años en los que el Dolby Theatre estaba lleno a capacidad, los Oscars de la pandemia se llevarán a cabo entre el teatro regular y Union Station en el centro de Los Ángeles, con solo 170 personas en la audiencia. Además, no todos serán visibles al mismo tiempo, pero a su llegada al evento se les entregará un itinerario que especificará la rotación de cada uno de ellos en persona.

A su llegada a la estación, se les pedirá a todos los asistentes que pasen por el control de temperatura y deberán pasar al menos tres pruebas Covid en los días previos a la ceremonia. Sin embargo, la reunión especificada por Variety no especificó los días ni cuánto tiempo antes de la gala se llevaría a cabo la prueba final ni si existían planes de aislamiento previos entre la prueba final y la ceremonia.

Esta vez habrá una alfombra roja reducida con tres fotógrafos y un número limitado de medios entrevistando a los nominados, con un puñado de representantes estadounidenses y prensa de Japón, Canadá, Reino Unido, Alemania, Francia, Brasil, España, México y Australia. Por supuesto, deben mantener una distancia de 2 metros con los entrevistados. Mientras que los ganadores ofrecerán ruedas de prensa y entrevistas como de costumbre pero casi.

Además, aquellos nominados que no puedan viajar a EE. UU. Debido a compromisos laborales o cuarentenas por países, podrán conectarse a la ceremonia a través de enlaces satelitales. Esto es algo que la Academia ha cambiado en las últimas semanas. Inicialmente anunciaron que no permitirían enlaces a través de Zoom, pero luego de recibir quejas de estudios y publicistas que vieron que era imposible para sus artistas viajar, la Academia cambió de opinión.

Los responsables de la gala, incluido el director Steven Soderbergh, no quisieron dar más detalles sobre la apariencia de la ceremonia. De momento fueron bastante crípticos en sus declaraciones, por lo que se desconoce cuál será la estética del evento. Sabemos que enlazarán a ambos escenarios, donde los invitados estarán sin máscaras en los asientos, rotando su aparición frente a las cámaras y con los nominados que podrán asistir en persona. Sin embargo, todavía no sabemos si mantendrán una distancia de seguridad entre asientos o si las pruebas son suficientes para permitir una cierta proximidad.

Por lo que podemos lograr, es probable que veamos una galaxia dividida entre dos escenarios, con invitados girando en Union Station en el centro de Los Ángeles, siendo un espacio más pequeño que el enorme Dolby Theatre con su capacidad para 3.400 personas (y dos evitan así la extrañeza de la vista de ver la enorme sala prácticamente vacía), mientras que la ceremonia de premiación se llevaría a cabo en el teatro ordinario.

Sin embargo, a pesar de que se están definiendo las medidas, el hecho de que los invitados aparezcan ilesos durante la transmisión en televisión puede provocar críticas a nivel internacional. Como era de esperar, un público no familiarizado con las medidas tomadas vuelca su enfado en las redes sociales, como sucedió en España, por ejemplo, cuando Victoria Abril apareció sin máscara y pronunció su discurso de exención de responsabilidad en una rueda de prensa de los premios Feroz. Dada la susceptibilidad global al problema de la pandemia, será importante que quienes presidan la ceremonia expliquen las medidas a una audiencia antes de que estalle la hecatombe viral.

Más historias que te pueden interesar:

Más historias que te pueden interesar:

Dónde ver películas nominadas al Oscar Lovecraft Country – Episodio 1.03 – Holy Ghost – Comunicado de prensa.

Los responsables de la peor gala de los Oscar hablan en la memoria

Netflix tiene el mejor documental del año y tiene un pulpo como protagonista

FILED UNDER: tv